BEBES Y NIÑOS

Oir Audiologia Niños

Casi 32 millones de niños en todo el mundo sufren de una pérdida de audición incapacitante. El 60% de la pérdida de audición en la infancia es predecible.

Bebes y Niños

Cerca de 3-4 recién nacidos de cada 1.000 tienen una pérdida auditiva importante que puede ser hereditaria o producirse por lesiones o enfermedades.

El 90% de los niños con pérdida de audición congénita nacen de padres oyentes que son portadores del gen recesivo. En un 20-30% de los casos se desconoce la causa de la pérdida de audición congénita.

Los niños prematuros tienen mayor riesgo de presentar una pérdida de la audición.

La identificación temprana de la pérdida de audición, es primordial para empezar el tratamiento lo antes posible y prevenir dificultades en el desarrollo del lenguaje, psicosocial, familiar y escolar.

La evaluación auditiva al recién nacido a término o prematuro está disponible en nuestro país desde hace 20 años. La audición no se ve, se mide con equipos confiables y alta tecnología.

Pregunte por la evaluación auditiva del recién nacido.

Causas y Síntomas

Los niños pueden nacer a término o prematuros pero es responsabilidad de todos conocer el estado auditivo de cada recién nacido.

Los niños prematuros tienen factores de alto riesgo para adquirir una pérdida de audición.

  • Las causas prenatales incluyen las infecciones durante el embarazo, como la rubeola, citomegalovirus, herpes o sífilis; ingesta de toxinas durante el embarazo y otras circunstancias que se presentan en el momento del parto o inmediatamente después.
  • Las causas postparto, son las infecciones durante la infancia: meningitis, sarampión, varicela; las caídas con traumas de cabeza pueden causar una pérdida de audición permanente en los niños.
  • Las infecciones de oído, como la otitis media, disminuyen la audición de los niños de manera temporal. De no ser tratadas podrían producir pérdidas de audición permanentes.
Bebes y Niños

Es importante tener en cuenta que cada niño se desarrolla a su propio ritmo; sin embargo, hay síntomas que pueden despertar la sospecha de que el niño presenta una pérdida de la audición: habla poco, es monótona y sin claridad; no siempre responde a los sonidos ni a las voces; necesita que le repitan varias veces lo que se le dice; se apoya en los labios y expresión facial de quien le habla, entre otros.

Entre más pronto se detecte una pérdida de audición en un niño, mejores serán las oportunidades de socializar, comunicarse, aprender y aceptar la pérdida de audición y vivir con ella.

La pérdida auditiva en niños puede identificarse inmediatamente después de nacer.

Evaluación de la Audición

La evaluación auditiva en un niño debe realizarse desde que nace porque la pérdida auditiva no se ve. De acuerdo a la edad hay diferentes pruebas disponibles que ayudan a conocer el grado, tipo y configuración del nivel de audición de cada niño.

Tamizaje Auditivo Neonatal

Es la primera prueba que se realiza al recién nacido, inclusive en prematuros de 34 semanas de gestación, hasta los 6 meses.

En Oír Audiología se realiza con Potenciales Evocados Automatizados para el Recién Nacido (AABR) durante el sueño del bebe sin ninguna molestia o dolor, evaluando ambos oídos, desde que la onda sonora llega al oído hasta el Tallo Cerebral.

Se recomienda realizar el Tamizaje Auditivo Neonatal lo más pronto posible, antes de los 3 meses de nacido, para ofrecer de manera temprana una solución en caso de detectarse una pérdida de audición.

Audiometría Infantil

Se realiza hasta los 2 años de vida, donde se buscan los Niveles Mínimos de Respuesta con la participación del niño teniendo en cuenta un Índice de Comportamiento Auditivo.

Audiometría Tonal

Se inicia con las pruebas de Condicionamiento con Juego en la cabina y con auriculares hasta que responde levantando la mano frente a la presencia del sonido por cada oído. Mide el nivel de audición.

Impedanciometría

No requiere de la participación del niño. Mide la integridad de la Membrana Timpánica, el funcionamiento del oído medio y los reflejos de protección del oído. Permite la detección de otitis media tan común en los niños.

Logoaudiometría

Prueba que se realiza con palabras. Mide el nivel de audición en relación a la discriminación del lenguaje oral.