¿COMO ESTIMULAR EL LENGUAJE DE UN BEBÉ?

Fonoaudióloga Claudia Marcela Bravo

Durante este periodo de vida el bebe es más activo y se prepara para aprender a dominar su propia movilidad. Inicialmente el niño gatea y después se pone de pie con apoyo para explorar su alrededor. Además de lo anterior, en este período empieza a balbucear, a imitar el habla de sus padres con sonidos como “pa”, “pa”, “ma”, “ma”, “da”, “da” y alrededor de los 10 a 12 meses podrá decir algunas palabras cotidianas como “papá”, “mamá”, “agua”, “pan”, “dame”, etc.

En esta edad el niño permanece atento a lo que sucede, intenta alcanzar los juguetes que le interesan dejándolos caer para que un adulto se los entregue, gira la cabeza cuando lo llaman por su nombre, estira sus brazos para que lo carguen, reacciona ante personas extrañas con ansiedad o temor y comprende las normas sociales de saludo y despedida.

 

En esta etapa es importante que los juguetes tengan diferentes sonidos y texturas, contraste de colores y que realicen movimientos. Pueden comprar encajables, muñecos de trapo, juguetes de goma para el baño, libros indicados para esta edad, animales, cajas de música, entre otros.

A continuación algunas recomendaciones para estimular el lenguaje y el habla entre los 6 a 13 meses:

  • Mantenga contacto visual con el niño y muestre interés por escucharlo
  • Háblele acerca de lo que está haciendo mientras lo mira
  • Muéstrele y nombre los objetos habituales de la casa. Háblele acerca de lo que está haciendo.
  • Entone canciones moviendo las diferentes partes de su cuerpo y lea cuentos, esto entrena al cerebro mejorando las formas de pensamiento
  • Enséñele los sonidos de los animales domésticos e incentive al niño para que los imite, utilice apoyos visuales.
  • Realice el sonido de las vocales con movimientos exagerados de la boca e invite al niño a que los imite.
  • Llame al niño de forma clara por su nombre sin importar si se encuentra a distancia, esto le permitirá reconocerse así mismo.
  • Lleve a cabo juegos sencillos con las manos en los que deba realizar golpeteo, palmoteo y fricción.
  • Realice juegos en los que provoque la risa del niño y espere a que le vuelva a indicar que quiere seguir jugando.
  • Deje que el niño pida lo que desea, que se interese por hablar y repita lo que él dice con una articulación clara y adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *