Los problemas de audición pueden ser la causa de las dificultades para leer de los niños

Muchos estudios confirman el vínculo entre las dificultades para leer y escribir y los problemas de audición. En la mayoría de estos estudios, realizados a niños entre 8 y 10 años que presentan problemas de lectura, tienen un historial de infecciones de oído recurrentes.

El estudio realizado en la Universidad de Coventry, Reino Unido, halló que el 25% de los participantes que tenían dificultades para leer mostraban deficiencia auditiva leve o moderada, de la que sus padres y profesores no eran conscientes.

Entre los niños con problemas de lectura, nueve de un total de 36 niños tenía algún grado de pérdida de audición. Entre los niños con un historial de infecciones de oído recurrentes, un tercio tenía problemas para leer y escribir.

El resultado del estudio indica que ambos grupos:

– Corren un riesgo mayor de pérdida de audición

– Las tasas de pérdida de audición son muy similares en los dos grupos.

El estudio especifica que los padres y profesores de todos los participantes apuntaron que no tenían un historial de problemas de audición.

La doctora Helen Breadmore  quien lidera uno de los estudios en la Universidad de Coventry, Reino Unido, asegura que “muchos niños tienen pérdida de audición leve – moderada no detectada, lo que dificulta su acceso al plan de estudios”.

Por lo tanto, la dra. Breadmore afirma que “se debería someter a pruebas de audición más minuciosas a los niños con dificultades para leer”.

Explica que “los procedimientos actuales de exploración auditiva no tienen en cuenta a estos niños, y nuestro consejo es que se examine la audición de los niños con más detalle y de forma más frecuente”.

Cuando un niño tiene problemas de audición, esto afecta a su proceso de aprendizaje. Muchos estudios demuestran que los problemas de audición pueden causar a los niños dificultades para leer.