Usted Puede Necesitar un Examen de Audición, Descubra Cómo Saberlo

Audióloga Patricia Rivera C

Usted puede necesitar un examen de audición, descubra cómo saberlo

Una deficiencia auditiva ocurre cuando hay un problema en los oídos o en una o más partes que facilitan la audición. Quien padece pérdida auditiva puede ser capaz de oír algunos sonidos o nada en absoluto. Por lo anterior, cuando se tiene alguna duda en cuanto a qué tan bien se está escuchando lo mejor es realizarse un examen de audición.

A medida que se envejece pueden aparecer signos que indican que es necesario visitar el especialista, pero algunas veces es difícil admitir que se debe tomar esa decisión. En muchos casos una pérdida auditiva ocurre de manera gradual y quien lo experimenta no se da cuenta de lo que está sucediendo o, de forma incorrecta, lo atribuye a algo más.

Sin embargo, hay que resaltar que una deficiencia auditiva no es exclusiva de la edad adulta; los jóvenes también están en riesgo e incluso puede ser más difícil aceptar que la audición se esta deteriorando.
Una deficiencia auditiva puede ser el resultado de nacer con partes del oído que no se formaron correctamente, y por lo tanto no funcionan como se espera, o puede también presentarse por variables como: escuchar música muy alta (sobretodo con audífonos), maquinaria ruidosa en el trabajo, la presencia de fluido en el oído medio, lesiones en la cabeza, e incluso consumir aspartame (endulzante artificial) en altas cantidades, o fumar. Muchos niños padecen infecciones de oído crónicas, las cuales también pueden generar pérdida auditiva temporal y llegar a ser permanentes. Éste último tipo de deficiencia auditiva no es muy común, pero si se sospecha de que un hijo puede tener una lo mejor es llevarlo al doctor.
Usted puede necesitar un examen de audición, descubra cómo saberlo

En la actualidad, la tecnología en cuanto a dispositivos auditivos es muy avanzada. Va desde aparatos que encajan casi de forma invisible dentro del oído hasta implantes cocleares, que permiten que una dificultad auditiva no intervenga en la relación con las demás personas.

Es importante resaltar 10 signos (presentados por la revista ‘Hearing Health”, en su publicación de Invierno de 2012) para saber si es necesario realizarse un examen auditivo:

  • Con frecuencia debe pedir que le repitan lo que le dicen. Perder parte de una conversación es una señal clave de que puede tener una deficiencia auditiva.
  • Siente que nadie habla claro. Si le sucede con frecuencia, el problema tal vez sea suyo.
  • Amigos y familiares le dicen que mantiene el volumen del televisor muy alto. Si una persona cercana le dice que su capacidad de escucha está disminuida, lo más seguro es que así sea. La pérdida auditiva afecta directamente a las personas con las que se tiene contacto.
  • En un restaurante se le dificulta escuchar a quien tiene enfrente. La inhabilidad para escuchar una conversación debido al ruido que hay alrededor afecta al 20 por ciento de la población, jóvenes incluidos.
  • La gente debe hablarle en un tono de voz alto. El incremento constante en el volumen de la voz para establecer una comunicación puede ser un indicador al cual hay que prestarle atención.
  • Mal interpreta conversaciones. Usted y un amigo hacen planes para almorzar. Él dice: “el martes en Lucy”, usted entiende: “el miércoles en Lucy’”. Claramente esto será un problema.
  • Siente menos ganas de hablar en el teléfono o salir en púbico. Una perdida auditiva puede afectar la autoestima, por lo que las personas que la padecen pueden sentirse aisladas socialmente y alejados de situaciones que antes no les producían ninguna incomodidad.
  • Tiene un “timbre” constante en los oídos. Este “timbre” puede ser tinnitus u otra condición. Si padece de esto, especialmente si ha estado expuesto a ruido excesivo durante su vida debe realizarse un chequeo. En la actualidad el tinnitus no tiene cura, pero puede tratarse para que sea menos incomodo.
  • Su jefe indica que su audición está afectando el desempeño en su trabajo. No existe ninguna razón por la que una pérdida auditiva deba afectar su trabajo, pero si la deja progresar puede generarle muchos problemas.
  • Un examen de audición previo ha mostrado que tiene dificultad para oír. Puede parecer el signo más obvio, pero si ya tomó ese paso es hora de buscar cuáles son las opciones que tiene para mejorar su capacidad de escucha y, por ende, su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *